La Suspensión Colectiva de los Contratos de Trabajo

Suspensión Colectiva de Contratos de Trabajo blog de la Firma Corrales y Asociados

Alternativa Ante Situación de COVID-19 para el Sector Turismo

Suspensión Colectiva de Contratos de Trabajo blog de la Firma Corrales y AsociadosMuchas empresas de la industria del turismo se encuentran en este momento con la situación que las fronteras de los países vecinos están cerradas, se anuncian cancelaciones de vuelos a Nicaragua, y la propia cancelación de turistas, todo por la amenaza del COVID-19. Esta situación probablemente pondrá a las empresas turísticas nuevamente en contexto de crisis. Corrales & Asociados desea proponer la suspensión colectiva de los contratos de trabajo como alternativa para enfrentar la situación en relación con los recursos humanos.

El Código del Trabajo (CT) vigente regula en el Título II, Capítulo V, la suspensión colectiva del contrato de trabajo. Esta suspensión pueda abarcar a todo el personal, o solamente a parte de éste, siempre y cuando no se actúe de forma discriminatoria. Esta medida permite suspender las actividades de la empresa sin causar problemas para ellas, al mismo tiempo que mantiene el vínculo laboral con el trabajador.

El inciso “d)” del Artículo 38 CT establece el caso fortuito o fuerza mayor como razón suficiente para la suspensión del contrato laboral. En este caso, el empleador deberá pagar solamente seis días de salario al momento de la suspensión y no tendrá obligación de pagar salario durante el período de la misma. Para el caso, es nuestra opinión que la falta de clientes por la situación de la crisis COVID-19 es una clara situación de fuerza mayor no imputable al empleador.

Según el mismo inciso mencionado, no se necesita de la autorización de la Inspectoría Departamental del Trabajo (IDT), sino solamente el acuerdo entre el empleador y los trabajadores, los que serán representados a través de una comisión elegida por ellos mismos. Recomendamos que la elección de la representación de los trabajadores se efectúe a través de asamblea convocada para ese efecto y que conste en acta.

Al momento de acordar la suspensión se deberá levantar un acta que indicará qué puestos de trabajo y qué contratos de qué trabajadores serán suspendidos, las razones de la suspensión y el tiempo que durará la suspensión. El acta deberá ser firmada por el Empleador y los representantes de los trabajadores. Recomendamos también incluir en el acta una redacción que permita extender el plazo de la suspensión en caso la situación presente continúe o se agrave. En caso se desee la autorización de la IDT, se deberá seguir el procedimiento administrativo laboral oral contenido en el Acuerdo Ministerial emitido por la Ministra del Trabajo.

El CT no indica si durante el período de suspensión el trabajador continuará acumulando tiempo para sus prestaciones sociales. Nuestra opinión es que no se acumulan vacaciones ni décimo tercer mes.

Una alternativa a la suspensión podría ser la utilización, con la anuencia de los trabajadores, de los días de vacaciones que tengan acumulados a la fecha. Esta es una alternativa que permite a los trabajadores recibir ingreso mientras se goza de las vacaciones. Los trabajadores tienen derecho a quince días de descanso continuo por cada seis meses de trabajo efectivo.

  • Art. 36 CT
  • Acuerdo Ministerial JCHG-019-1208, publicado en la Gaceta Diario Oficial 237 del 12 de diciembre del 2008
  • Art. 76 CT