¿Es el Caso Fortuito/Fuerza Mayor Aplicable en este Momento?

¿Es el Caso Fortuito/Fuerza Mayor Aplicable en este Momento? Blog de la Firma Corrales y Asociados

El caso fortuito y la fuerza mayor son dos situaciones de origen distintos, pero de conformidad con el Derecho tienen el mismo efecto sobre las obligaciones de las personas con relación a su cumplimiento.

No existe una definición de ambas figuras en la legislación nicaragüense, pero se entienden de manera general como situaciones fuera del control del deudor de una obligación, que no fueron causadas por éste y que vencen la intención del individuo de cumplir sus obligaciones. El caso fortuito (CF) es utilizado para actos de la naturaleza (Acts of God), mientras que la fuerza mayor (FM) se asigna a aquellos actos en donde el hombre ha tenido influencia. Ambas situaciones deben ser imprevisibles, o si previsibles, imposibles de vencer. La definición contiene también parte de los requisitos para poder invocar el CF/FM.

Podríamos agregar que los requisitos adicionales para poder invocar el CF/FM son la notificación al acreedor, que sea probado, y que el deudor no se haya encontrado en mora antes de presentada la situación de CF/FM. Para beneficiarse de ella no basta con que exista, sino que debe crear la imposibilidad para el deudor o no podría alegarse.

El efecto del CF/FM en el contexto actual es la suspensión de las obligaciones siempre que se den todos los requisitos para su conformación. En otras palabras, se suspenden las obligaciones de pago de deudas, mientras dura la situación de CF/FM. Una vez superada la situación, deberá cumplirse con las obligaciones pendientes.

Para poder conocer si podemos invocar el CF/FM se debe primero ir al contrato con nuestro acreedor y ver si existe una regulación entre las partes sobre el CF/FM. Si el contrato regula el CF/FM y permite invocarlas como medida de suspensión de las obligaciones, hay que tener especial cuidado con respecto a la forma de notificación que debe efectuarse para poder ampararse en ellas. Si la notificación que normalmente exigen este tipo de cláusulas no se hace en la forma indicada en el contrato, no se podrá beneficiar de ella.

Muchos contratos tienen regulado el CF/FM de forma negativa para el deudor. Generalmente, como en el caso de los contratos de préstamo con los bancos, indican que el deudor asume el riesgo de el CF/FM. Por lo tanto, cuando es este el caso el deudor no puede invocar estas situaciones para suspender el cumplimiento de sus obligaciones y deberá cumplir con todas las obligaciones contenidas en él.

Aún así, nuestro consejo es siempre hablar con el acreedor y explicar la situación y la imposibilidad de cumplir las obligaciones. Éste tendrá la opción de aceptar o no la suspensión temporal de las obligaciones. Si acepta cualquier tipo de espera, recomendamos dejar dichos acuerdos en las obligaciones por escrito para protección de ambas partes.

Si el contrato no contiene ninguna regulación sobre CF/FM, entonces se estará a la regulación de la ley general, el Código Civil y el Código de comercio para los contratos de comercio, en el caso de la suspensión de pagos.

  • El CF/FM puede también extinguir las obligaciones en casos por ejemplo cuando el objeto de la obligación se destruye. Cabanellas da el ejemplo de una obligación de entregar un toro, pero éste muere antes de la fecha de entrega.
  • Artículo 3332 C.
  • Con excepción de los casos indicados en el Art. 2916 C para los contratos de arriendo.